Buscar en este blog

Translate this blog!

jueves, 4 de diciembre de 2014

“Siempre mantuve una actitud positiva y optimista al llegar a Alemania para no perder idea de lo que estaba a punto de vivir”


Volvemos a hablar con Osvaldo Del Arco Juárez, representante de México en el Mundial de Carcassonne 2014, un torneo que para nuestro amigo mexicano es “un ámbito fabuloso lleno de excepcionales valores y seres humanos incomparables e indescriptibles”. Y es que la experiencia fue “algo sumamente importante e inolvidable, una gran lección de humanismo e intercambio de cultura en tierras europeas”.


¿Qué tal fue la previa al Mundial? ¿Nervios? ¿Entrenaste con partidas de 2 jugadores?



Cuando hablo de preparación previo al magno evento, tendría que empezar a decir que yo no dejaba de pensar en la llegada del día 19 de octubre, es más ya tenía en mente que mi llegada al viejo continente sería el día 13 de octubre, casi una semana antes de participar en el Campeonato Mundial de Carcassonne. Debido a esto me preparé con gran entusiasmo meses y días antes para que todo fuera más ameno y relajado, aunque cabe mencionar que los nervios siempre estuvieron acompañándome día con día, porque en el fondo sabía que no había un precedente exacto o algo parecido en mi vida que generará tantas emociones y sentimientos encontrados. 


Para mí lo más complicado fue a la hora de subirme al avión para dirigirme a mi próximo destino, mi apreciable y querida familia ya me habían deseado lo mejor, obviamente mis más cercanos amigos y compañeros de juegos también hicieron lo propio, no me quise despedir porque esa es la peor parte del sentir humano, sólo me acordé de todas las partidas de Carcassonne que había jugado antes de ese momento al estilo campeonato, con eso no tuve ningún problema. Ya lo tenía estipulado en mi mente, ya me sentía como un profesional en el tema e incluso había indagado toda la información acerca de los campeonatos mundiales pasados. Después de tantas horas de vuelo al otro lado del mundo, traté de mentalizarme en el objetivo que era ganar o lograr una buena participación, conocer y aprender en todo momento cualquier detalle referente a Carcassonne, siempre mantuve una actitud positiva y optimista al llegar a Alemania para no perder idea de lo que estaba a punto de vivir. Es importante mencionar que yo ya me sentía ganador por la experiencia y la aventura que estaba frente a mí.

¿Te llamó algo la atención al llegar al lugar del torneo?


Por supuesto! El simple hecho de llegar y ver el stand donde estaba la zona de torneo fue una de mis mejores impresiones, jamás se me olvidará la manera en que me inmiscuí dentro del centro de convenciones jaja me sentía como un espía mexicano en un lugar desconocido, el Messe de Essen es enorme y lo que más me impactó fue ver a gran cantidad de personas construyendo una verdadera utopía lúdica donde los juegos de mesa serían los protagonistas de una misteriosa aventura sobre las mesas de juego, ya que estaba acostumbrado a las convenciones pequeñas acá en México.  

Tuve que asistir con los organizadores un día antes del comienzo de la Feria de Juegos para que me facilitarán mi acceso personal, en este caso fue Spielzentrum y Thomas Moder, quién me recibió y me atendió de maravilla, como si ya nos conociéramos de tiempo atrás; me dijo que si se me ofrecía cualquier cosa que se lo hiciera saber. Por otra parte, me emocionó bastante ver las grandes compañías de juegos de mesa preparando todo su arsenal para recibir a todos los fanáticos y conocedores de este ámbito, aún no me imaginaba cómo sería los días subsecuentes, creo que estaban todas o por lo menos las más comerciales como Mayfair Games, Asmodee, Iello Games, Amigo, Hans im Gluck, Kosmos, Days Of Wonder, Fantasy Flights, etc etc. Era claro que sería una verdadera e inimaginable locura al momento de ver a todos jugar, divertirse y entretenerse por cuatro largos días. Yo sólo quería jugar Carcassonne!

¿Qué sensaciones tuviste al acercarse el momento de jugar la primera partida?


En verdad que mis emociones se desbordaron al llegar el día importante, sabía que no sería nada fácil o al menos así parecía, ya que los representantes de otros países iban llegando a la cita con esa incertidumbre y el entusiasmo de saber quién lograría la hazaña de ser mejor que los demás, aunque cabe mencionar que todo fue muy extraño para mí, porque yo siempre estuve acostumbrado al modo casual, casi no jugaba en modo competitivo, si bien me habría preparado, creo que en ese momento mi mente divagó a otro mundo y mis sensaciones me abandonaron por completo, me sentía como en un sueño, tenía mucha confianza en mí, sabía que tenía que hacer diferencia y traté de ser yo en todo momento. Un poco antes de que la organización diera los últimos detalles me fui a caminar por la Feria de Juegos para contagiarme de vibraciones positivas y percibir buenas ideas de las personas que estaban a mi alrededor, casi como un ritual, me relajé y me mentalicé para dar lo mejor de mí. 
Ahí comenzó la mejor de mis experiencias sobre las mesas de juego, ya que mi primera partida la jugaría contra Joren Peeters, de Bélgica. Preparamos los componentes, seleccionamos nuestro color de meeples y comenzamos a jugar como ambos sabíamos hacerlo, por cierto, escogí el color rojo. Me hice la idea de que ya estaba en un Campeonato Mundial de uno de mis juegos favoritos como Carcassonne.


¿Cuéntanos qué tal te fue en el Mundial?



Fueron seis rondas de juego al máximo nivel, ahora le denomino nivel europeo. La primera ronda la perdí por seis puntos contra el jugador de Bélgica, cuestión que no hizo que decayera en mis conocimientos hacia el juego, ya que fue una buena partida y muy cerrada en todo momento, 78 a 76 puntos, lo cual me enseñó que el camino iba a ser bastante emocionante y nada fácil o regalado.
Luego, en la segunda ronda, me tocó el segundo representante de Grecia, de nombre Ioannis Liverios, con el que hice un excelente juego porque mi dominio en el tablero fue contundente y preciso, dando como resultado 106 a 78 puntos, cuestión por la cual incrementó mi confianza hacia mi manera diferente de jugar ante mis oponentes, estaba feliz por mi primera victoria ante un europeo. Después me tocó el jugador de Portugal, un tal Ricardo Gomes, con el que hice también un buen papel porque jugué impresionantemente bien al controlar el tablero con muchos puntos a mi favor y tener la suerte de tomar las losetas que necesitaba en ese momento, tuve la fortuna de ganar por más de 25 puntos, él mismo reconoció su buena derrota en ese momento, pero no se conformó con eso porque más adelante tomaría ventaja de las reglas generando un enorme conflicto con un vídeo que su acompañante había tomado, utilizándolo para ganarme la partida porque según esto estaba grabado un movimiento indebido de mi parte que ni él ni yo nos dimos cuenta en el momento. En un principio estaba muy a gusto con mi participación debido a las dos victoria logradas hasta ese momento, sin embargo ese detalle provocó que me dieran un juego perdido, es decir, la ronda número tres como perdida, en serio que no lo podía creer. Me resigné y acepté la resolución y seguí con mi camino, todo mi planeamiento estaba decayendo, me molestó esa actitud por parte de la organización la cual ya no quise apelar porque ya estaba fatigado mentalmente a pesar de mi satisfacción de participar en este campeonato mundial.
Ya en ronda cuatro me tocó jugar contra el representante de Dinamarca, se llamaba Teis Jacobsen, con quien tuve un duelo irrelevante, me dejé llevar por la situación y perdí el objetivo en ese momento, perdí por muchos puntos y estaba un poco molesto conmigo mismo, estaba desconcertado, pues no era fácil volver a concentrarme para seguir jugando cómodamente, el siguiente juego lo volví a perder contra Aleksejs Pegusevs, de Latvia, me parece, y por último me tocó jugar en la última mesa, donde volví a jugar y a ganar contundentemente, así que me di cuenta que no era tan malo como yo pensaba en ese momento. Estaba bastante desmotivado y decepcionado por esos detalles de la tercera ronda, me sentía robado en pocas palabras.

Carolina García, representante de España, nos dejó caer algo de tu mala experiencia con el jugador portugués...



Así es, soy de la idea que en cualquier camino siempre hay una piedra incómoda, lo mío no fue un pequeño problema, más bien hablamos de una verdadera conducta antideportiva a grandes rasgos por parte de ese personaje, sólo tengo que decir que ese jugador carece de muchos valores y principios hacia las reglas generales de los juegos de mesa, yo soy muy respetuoso con las personas a mi alrededor y más cuando son jugadores de mesa, creo que existen ciertos códigos éticos que no te permiten hacer movimientos extraños o improvisaciones dentro de una partida de juego. Lo que él me hizo a final de cuentas fue de lo más bajo, pensé que los jugadores europeos tenían una cultura lúdica impecable, pero ahora veo que no, obviamente no estoy generalizando y tampoco fui hasta el otro lado del mundo a generar un conflicto mundial, en la vida hay revanchas, hay subidas y bajadas de buena o mala suerte, momentos alegres y momentos incómodos como este, el éxito se construye a base de esfuerzo y una buena actitud, la verdad afectó a mi desempeño dentro del torneo mundial, aunque cabe mencionar que mi entusiasmo y mis ganas de disfrutar ese momento fueron inquebrantables. No fui el único caso o la única persona que tuvo algún error o una equivocación, ese vídeo me enseñó a ser mucho mejor, la verdadera competencia en el campeonato mundial de Carcassonne era conmigo mismo desde un inicio.

Tuve la oportunidad de platicarlo con Carolina y Daniel Ruiz García, quienes han experimentado también el ambiente de este magno torneo, me parece que les causó gran indignación de la misma manera que a mí, pero bueno si llegase a existir una próxima vez seré más cuidadoso en estos aspectos de jugabilidad y con este tipo de personas. 

Las partidas se jugaron con el nuevo diseño de Carcassonne. ¿Tuviste problemas con ese cambio? ¿Te costó adaptarte?



Me gustó bastante el nuevo diseño porque visualmente es más atractivo y hay un mayor reto en identificar las ilustraciones que existen. Las ciudades son más grandes de lo habitual, los caminos ahora sí parecen caminos de verdad jaja al igual que los claustros y el mismo campo con colores y tonos mucho más vivos; la verdad no tuve problema alguno, fue inmediata mi adaptación, aparte ya lo había visto un día previo en el Campeonato Nacional Alemán. Espero tener una nueva versión muy pronto en idioma español para seguir disfrutando buenas y coloridas partidas de juego con mis amigos y conocidos que les gusta Carcassonne. 

¿Qué pasaba por tu cabeza al terminar el torneo?



Cuando el torneo finalizó y sabíamos quién era el ganador, es decir el campeón mundial, se fueron todos mis nervios y presiones personales. A la hora de la premiación me volvía a sentir como un espectador dentro del área de torneo, como si ese momento mágico hubiese finalizado de golpe, si bien ese lugar 26 me dejó satisfecho en el aspecto de terminar algo muy importante, me agradó conocer al creador del juego en persona, el señor Klaus-Jurgen Wrede.
Es un tipazo, un gran ser humano y recibir mi reconocimiento de sus manos fue emocionante y gratificante, además me tomé una foto con él! jaja Ahora más que nunca me siento comprometido con el mundo para seguir difundiendo este gran y valioso juego de mesa, esta experiencia es sin duda alguna de las mejores en mi vida. 

¿Te gustaría repetir el próximo año?


Esa pregunta es curiosa y misteriosa jaja quién no quisiera repetir este tipo de experiencias, pero sólo el destino sabrá si estaré a la altura de representar nuevamente a mi país en un torneo mundial; mi respuesta definitiva y contundente es un sí! 


¡Muchas gracias por volver a La plaza de Carcassonne! 

Muchas Gracias por la entrevista y un saludo afectuoso a toda la Península Ibérica y a todos los fanáticos de Carcassonne! También me gustaría agradecer enormemente a todos las personas que me han apoyo material y moralmente, creo que sin su ayuda no hubiera sido posible todo esto! A Devir México y Héctor Fuentes, a El Duende y Erick Castañeda, a Wontolla Games y Erik Domínguez, a Circogames, Kristyan Knudd y Vero, a Arkham y Arturo Victoria, a Juega Meseros y Mariano Tirado, a DeMesa y Rodrigo Levin, a Goblin Market MX y Felipe, a Adrian Mejía y Will, a toda mi famiia Dafne y Brissia, Maricela, Oscar y Naty, Juan Pablo y Daniel, Milá y en especial a Axel Del Arco y Oscar Del Arco Rosas, a mis amigos de juegos como Alfredo, Erick, Borrego, Wuicho, Axel, Byron, Julio, Paco, Doom, Pablo, Roberto, Moy, Fernando, Kevin. Espero no haber olvidado a alguien jaja también agradezco a Spielzentrum y Thomas Moder, a Volker Hehrs por las atenciones en mi estancia en Essen, Alemania! 

MUCHAS GRACIAS DE CORAZÓN!!


No hay comentarios: